SIETE SENCILLOS PASOS PARA MEJORAR TU SALUD CUIDANDO DE TI MISMO

Estándar

Por la doctora Christiane Northrup

Uno de los mayores desafíos al que se enfrenta la mayoría de la gente es aprender cómo cuidar de sí mismo. Se requiere un delicado equilibrio entre lo que a menudo parecen polos opuestos. Me he pasado la vida estudiando el cuidado de uno mismo. Y he llegado a la conclusión de que un buen cuidado es indudablemente el aspecto más importante de nuestra salud. La programación de sacrificio conduce a sentimientos que destruyen la salud, como la culpa, el resentimiento, la ira y otras emociones vinculadas a altos niveles de hormonas del estrés. El sacrificio nos afecta en un nivel del alma, nuestro espíritu gravita naturalmente en la alegría y la felicidad. Es por eso que el sacrificio en última instancia, nos enferma y nos mantiene atrapados en situaciones sin salida.

Lo bien que nos preocupamos por nosotros mismos como adultos a menudo está determinado en parte por la manera en que nuestras madres se preocupaba por nosotros (y por ellas mismas). Sin embargo, es nuestra responsabilidad aprender cómo cuidar de forma óptima de nosotros mismos, independientemente de lo que pasó (o no) con nuestras madres. Refinamos este proceso a lo largo de toda nuestra vida.

La clave es saber en tu corazón, que la mejor manera de cuidar a los demás es cuidarse a sí mismo. Sé que esto requiere un cambio de paradigma para muchos de vosotros. A pesar de lo que te han hecho creer en tu educación, el cuidado de uno mismo no es un ejemplo de un modelo de suma cero, donde la ganancia es la pérdida de otro. Todos se benefician de alguien que sabe cómo cuidar de él o ella misma. El autocuidado preserva y mejora la salud de todos los que te rodean. Los asistentes de vuelo tienen razón cuando dicen: Asegúrate tu propia máscara de oxígeno antes de ayudar a otros.

Siete pasos sencillos para mejorar su salud a través del cuidado de uno mismo:

PASO 1 – CONECTA CON EL FLUJO DE ENERGÍA CURATIVA REGULARMENTE
Tu cuerpo está conectado a una corriente de energía de sanación (también conocida como chi, prana, luz, fuente y Dios) que puedes absorber a voluntad. Todo lo que necesitas hacer es ser consciente de ello y estar abierto a recibirlo. Esta es la base del poder curativo de la oración. Una forma particularmente poderosa para absorber esta energía curativa consiste simplemente en sentarse con las piernas y brazos sin cruzar mientras escuchas música clásica, recibiendo así el flujo de sanación energética. Esta práctica, que está a disposición de todo el mundo, se asocia con muchas curaciones físicas y emocionales bien documentadas en todo el mundo, que no pueden ser explicadas por la medicina convencional.

PASO 2 – SEPA QUE USTED ES SU MEJOR MADRE
Trátate a ti mismo como una madre ideal lo haría al hablar contigo de una forma maternal y maravillosa, proveyéndote de todo lo que desearías haber recibido de tu propia madre. Por ejemplo, dite a ti mismo: “Cariño, ya veo que estás cansado. ¿Por qué no te acuestas y tomas una buena siesta?. Cuando te levantes, “vamos a tomar una buena taza de té caliente” o “Veo que necesitas un descanso. ¿Qué tal un buen baño caliente y un buen libro”. Consiga imaginarse la situación.

PASO 3 – HAGA ALGO AGRADABLE TODOS LOS DÍAS
Tomarse tiempo para el placer y la diversión, disminuye las hormonas del estrés cortisol y adrenalina, que, con el tiempo, son responsables de enfermedades del corazón, cáncer, y enfermedades crónicas como la artritis y la hipertensión. Además, cuando te tomas el tiempo para el disfrute, serás capaz de acercarte a las arduas tareas con más energía y mejores perspectivas.

PASO 4 -. RESPIRA PROFUNDA Y COMPLETAMENTE DE FORMA REGULAR
Respirar por la nariz completamente atrae lo demás instantáneamente y restaura el sistema nervioso parasimpático, ayudando al cuerpo a metabolizar las hormonas del estrés. Pon notas tipo post-it en el teléfono, el ordenador y el espejo del baño. Escribir RESPIRAR en letras hermosas que te eleven y recuerden que tienes que respirar por completo.


PASO 5 – OBTÉN AYUDA PARA TU PROPIO CUIDADO
Encuentra un compañero de auto-cuidado y poneos de acuerdo en que cada uno de vosotros va a exigir cuentas al otro para cuidar de sí mismo. Alardead entre vosotros de lo bien que lo estáis haciendo y sobre todo lo bien que cuidas de ti mismo. Llama a tu amigo cuando comiences a caer en el exceso de atención de los demás.

PASO 6 – UTILICE EL INCREÍBLE PODER DE NO
Cuando alguien te pide que hagas algo que realmente no quieres hacer, di ¡NO! Esto es especialmente importante si decir “no” te hace sentir culpable o indigno. En la mayoría de los casos esto significa que usted está dejando que las necesidades de los demás ensombrezcan las suyas propias. Sólo tú sabes hasta dónde puedes llegar sin excederte en compromisos. Con el tiempo, podrás fortalecer tu músculo “no” y también atraer a los amigos que apoyan la necesidad de fijar límites sanos. Recuerde, diciendo “no” a otra persona por lo general significa decir “sí” a ti mismo!

PASO 7 – NO ESPERES PERMISO PARA EMPEZAR A CUIDAR DE TI MISMO
Créeme, nadie te lo va a dar, aunque sé cuánto deseas que alguien lo haga. Prepárate para que te llamen “egoísta” cuando empieces a tener un mejor cuidado de ti mismo. Y cuando alguien te llama así, celébralo. Después de todo, el cuidado de uno mismo es la prevención en el nivel más fundamental.

Fuente:  http://www.hungryforchange.tv/the-power-of-love

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s